Published On: Fri, Dec 15th, 2017

37 años después de ser raptada, violada y apuñalada, así se resolvió el asesinato de una niñera en California

El caso de Suzanne Bombardier, una adolescente de 14 años, cuya trágica muerte en 1980 estremeció al norte de California, permaneció sin resolverse por casi cuatro décadas. Las evidencias que se recolectaron cuando fue hallado su cadáver estaban almacenadas en espera de que algún día la tecnología fuera capaz de esclarecer los misterios del crimen.

ue una noche en junio de 1980 que Suzanne Bombardier, una adolescente de 14 años, llegó hasta el apartamento de su hermana para cuidar a sus sobrinas. Pero cuando estaba cumpliendo con una labor que aparentemente era sencilla, desapareció y posteriormente su cadáver fue hallado flotando en las aguas del Río San Joaquín, en el norte del California.

Este asesinato permaneció impune por más de tres décadas, convirtiéndose en el caso sin resolverse más antiguo del Departamento de Policía de Antioch (APD). Sin embargo, este lunes –37 años después de que la menor fue raptada, violada y asesinada— las autoridades confirmaron que, a través de evidencias de ADN, han logrado identificar y arrestar a Mitchell Lynn Bacom, el presunto homicida de la adolescente.

Este avance en el caso ofrece respuestas a los parientes y amistades de la víctima, quienes por décadas mantuvieron viva la esperanza de que algún día se hiciera justicia.

Los detectives del APD, la dependencia que ha encabezado la investigación desde 1980, han expresado su satisfacción ante la posibilidad de ponerle un punto final a una búsqueda que se vio frenada por las pocas herramientas forenses que existían cuando ocurrió el delito.

Evidencias en espera de tecnología

De acuerdo con los detalles que dieron las autoridades, la identificación de Mitchell Lynn Bacom, se logró gracias a los más recientes avances en el campo forense. Las evidencias que se recolectaron en 1980, cuando fue hallado el cadáver de Bombardier, habían permanecido almacenadas en espera de que algún día la tecnología fuera capaz de esclarecer los misterios del caso.

Suzanne Bombardier, desapareció la madrugada del 21 de junio en 1980 mientras estaba en el apartamento de su hermana cuidando a sus sobrinas. Cuando la mujer regresó a la residencia encontró a sus hijas, pero no halló rastro alguno de la adolescente.

A pesar de una intensa búsqueda y todos los esfuerzos por parte de la Policía para encontrar a joven con vida, su cuerpo fue hallado flotando en el Río San Joaquín cinco días después de que se reportó su desaparición.

El cuerpo mostraba evidencias de violencia sexual y el médico forense confirmó que había sido apuñalada una vez en el pecho: una herida que perforó su corazón.

Aunque los detectives de la Policía de Antioch, una ciudad situada 45 millas al este de San Francisco, ficharon a varios sospechosos como los posibles autores del crimen, no contaban con suficientes evidencias para identificar de manera definitiva al asesino.

“Cuando la evidencia biológica se recopiló originalmente en este caso, las pruebas de ADN no existían como un método para determinar la culpabilidad en nuestro sistema de justicia”, especificó la Policía, a través de un comunicado compartido en sus redes sociales.

Aunque los detectives continuaron sus labores y pudieron eliminar algunos de los sospechosos vinculados al crimen, la investigación se estancó y con el paso de los años el homicidio se convirtió en el caso no resuelto más longevo del APD.

No fue hasta 2015 que la dependencia pudo someter las evidencias del caso a una nueva serie de pruebas disponibles en el Laboratorio Forense del Departamento del Sheriff del Condado de San Mateo.

Dos años después, en 2017, los investigadores forenses señalaron a Mitchell Lynn Bacom, un delincuente con un largo historial penal, como el “posible” autor del asesinato. El ADN del sospechoso se encontraba en la base de datos debido a los delitos que había cometido en los años posteriores al asesinato de Bombardier.

Las autoridades llevaron a cabo otra ronda de pruebas para confirmar de manera definitiva la identidad de Bacom como el asesino de la joven niñera.

“Aunque estamos muy contentos de que se haya realizado un arresto en este caso, eso no devolverá a Suzanne a la vida. Nuestros pensamientos y oraciones están con la familia de Suzanne Bombardier y e speramos que el cierre de este misterio les ofrezca algo de consuelo”, destacó el APD.

¿Quién es el asesino?

El presunto autor del secuestro, violación y asesinato de Suzanne Bombardier tiene un largo y violento historial delictivo.

Bacom, quien ahora tiene 63 años, fue arrestado en 1973 bajo cargos por violación, robo, ataque con la intención de cometer un asesinato y copulación oral. El hombre fue condenado en 1974 a una pena de cinco años en prisión.

El delincuente ya se encontraba fuera de prisión en 1980 cuando Bombardier fue raptada y asesinada. Las autoridades han señalado que el sospechoso conocía a la familia de la víctima, pero no han precisado qué tipo de vínculo tenía con ellos.

Un año después de la muerte de la jovencita, Bacom fue arrestado nuevamente bajo acusaciones de robo y violación por un delito en Isleton, California, y fue condenado a 24 años tras las rejas.

En 2002 fue detenido por tercera vez por no cumplir una orden de registrarse como delincuente sexual. Por este delito fue penado a cuatro años de cárcel.

Ahora, Mitchell Lynn Bacom enfrentará cargos por asesinato, secuestro, violacion y copulación oral por la muerte de Suzanne Bombardier.

“Mis oraciones fueron escuchadas”

Gregory Glod, uno de los detectives que encabezó la investigación, dijo en una entrevista publicada por el periódico East Bay Times que la muerte de la jovencita lo ha perseguido a lo largo de los años.

“Ella era joven y estaba llena de vida y tenía toda su vida por delante”, reflexionó Glod, quien agregó que Bombardier era una estudiante ejemplar, cuyas últimas calificaciones escolares (todas excelentes) llegaron a la casa de sus padres pocos días después del hallazgo de su cuerpo.

“Mis oraciones fueron escuchadas. No han pasado muchos días sin que no haya pensado en este caso. Esto ha hecho que mi vida esté completa”, concluyó.