Published On: Thu, Aug 10th, 2017

La increible historia de un niño autista

Naoki Higashida no era capaz de entender a las personas a su alrededor y su comportamiento se consideraba errático. Era un niño autista.

A pesar del autismo, aprendió a escribir los difíciles caracteres japoneses, y a los 11 años ganó el primer premio del Concurso de Cuentos Grimm, con una historia acerca de la competencia.

Desde el año 2004 ha publicado más de 20 libros.  LA RAZÓN POR LA QUE SALTO fue el libro que lo saltó a la fama mundial. En este libro Naoki responde a 58 preguntas frecuentes sobre el autismo.

El libro fue un éxito en Japón y luego en todo el mundo.

Naoki Higashida ha dicho:  “Para vivir mi vida como ser humano no hay nada más importante que poder expresarme”.

 

De una entrevista para la revista Times, Naoki Higashida responde:

Usted escribió que tenía “espinas en el corazón”, refiriéndose a la realización de cosas que usted no será capaz de hacer. ¿Cuál espina duele más?

A las personas que tienen discapacidades se les dice lo que tienen que hacer muy a menudo. Los que dan el consejo pueden tener buenas intenciones, pero a veces el consejo está más orientado a minimizar la molestia y los inconvenientes que causa ​​a los demás.

Usted ha dicho que la madurez es “una cuestión de progresar cada vez más cerca de su yo ideal.” ¿Cuál es su yo ideal?

Viajar este mundo sin estar atado a otros. No en el sentido del que cruza el cielo como un pájaro. Mi sentido se deriva del hecho de que la gente se compara constantemente con los demás. Supongo que les resulta difícil decidir la mejor manera de vivir y  las comparaciones ayudan a evaluar su propia situación. Una persona puede alcanzar la libertad pura sólo siendo liberado de ser una persona determinada.

¿Cuál es tu número favorito?

En realidad nunca he pensado en mi favorito, pero si me presiona, mi respuesta sería 3.

El número 1 es el más importante. Se siente como prueba de que algo está ahí.

Por otra parte, el cero es el descubrimiento más sorprendente. El concepto de la nada es una prueba de la civilización humana.

Después de 1 viene el 2 en orden de importancia. El número 2 nos permite dividir las cosas y poner números en orden. Estos tres números (0, 1 y 2) habrían sido suficientes.

Pero el número 3 es encantador. Fue creado a pesar de que no era necesario. Tal vez nació de la creatividad.

¿Qué le diría a los padres que están tristes porque su hijo ha sido diagnosticado con autismo?

No veo mi autismo como una desgracia. Usted puede estar atrapado, el sufrimiento puede ser permanente, pero el tiempo fluye.

Lo que su hijo necesita en este momento es ver su sonrisa. Crear un montón de buenos recuerdos juntos. Cuando sabemos que somos amados tenemos el valor que necesitamos para resistir la depresión y la tristeza que brota de nuestro interior.

ALGUNAS CITAS DEL LIBRO LA RAZÓN POR LA QUE SALTO

Nosotros nunca sentimos del todo nuestro cuerpo como algo nuestro. Siempre hace cosas que no controlamos.

Si una persona sin autismo pasa un mal momento, puede hablarlo con alguien, o montar un escándalo. Pero, en nuestro caso, esa opción no existe: nunca podemos hacernos entender.

Creo que la razón de que algunos niños autistas intenten agarrar objetos «tomando prestada» la mano de otra persona es que no pueden calcular hasta dónde tienen que extender su propio brazo para llegar al objeto. Tampoco están demasiado seguros de cómo agarrar el objeto en cuestión, porque tenemos problemas para percibir y calcular las distancias.

Lo más penoso para nosotros es pensar que estamos causándoles dolor a otras personas. Podemos aceptar las cosas duras que nos toca vivir, pero pensar que nuestra vida es motivo de infelicidad para otras personas es simplemente insoportable.

LA INCREIBLE HISTORIA DE UN NIÑO AUTISTAPásalo si te parece inspirador 🙂

Posted by El elfo de Alejandría on Tuesday, August 8, 2017