Published On: Thu, Jul 27th, 2017

La aceptación de sus emociones más oscuras es la clave para la salud mental

En una era cultural, que es decididamente pro-positividad, la presión para suprimir o camuflajear sentimientos negativos es real.

Sin embargo, estudios psicológicos han demostrado que la aceptación de esas emociones negativas es la ruta más confiable para recuperar y mantener la paz de la mente. Ya sea practicada a través de la lente de las antiguas filosofías orientales, o en formas cada vez más populares de tratamiento como la Terapia de Aceptación y Compromisoterapia cognitiva basada en la conciencia.

La aceptación de que tenemos el derecho a estar triste está abriéndose paso, al menos entre los académicos.

Brett Ford, profesora de psicología en la Universidad de Toronto,  explica  que “aceptación implica no tratar de cambiar la forma en que se siente, sino mantenerse en contacto con sus sentimientos y tomarlos como lo que son”. Por lo tanto, se pregunta, ¿cómo puede ser que la aceptación de las emociones negativas este ligada a largo plazo a la salud mental?

Perece que así es, la aceptación parece estar relacionada con una mejor salud mental cuando se usa en respuesta a las emociones negativas.

Los budistas a menudo subrayan que “aceptación” no significa  aceptar una situación estresante o negativa. Tenemos que aceptar una muerte, pero, por ejemplo, no es necesario soportar el trato injusto de un propietario o un empleador y si se hace, podría conducir a una peor salud mental.

Ford dice que sobre todo en los EE.UU. la felicidad y positividad son vistos como virtudes. “Algunas empresas quieren que sus clientes y empleados estén encantados todo el tiempo,” dice ella. “Eso es poco razonable”.

Las emociones negativas son diferentes, porque son una parte inevitable del ser humano. “La vida es maravillosa de vez en cuando, pero también es trágica”, comenta Svend Brinkmann, profesor de psicología en la Universidad de Aalborg de Dinamarca.

Como tantos otros hábitos, la aceptación es una habilidad que se puede adquirir.  Una táctica comúnmente enseñada es pensar en sus emociones negativas como nubes que pasan,  son visibles en determinado momento, pero no una parte de ti.