Published On: Fri, Jul 21st, 2017

La cura tibetana del ajo

La llamada cura tibetana del ajo es la cura más sencilla y barata que existe, cualquiera puede prepararla en casa y beneficiarse de las propiedades de esta planta de la familia de las liliáceas, cuyo bulbo es blanco, redondo y de olor fuerte y se usa como condimento.

¿Qué es la cura tibetana del ajo?

Esta es una receta antigua medicinal creada por los monjes budistas del Tíbet con el fin de aprovechar las características de gran alcance curativo del ajo. Y tiene el poder de desintoxicar el cuerpo. Esta es una terapia de purificación eficaz para el tratamiento de enfermedades y perder peso de forma saludable.

Mucha gente sabe acerca de los beneficios de comer ajo crudo al día, ya que es uno de los alimentos más medicinales que existen. Esta cura le dará otra forma de disfrutar de los beneficios del ajo en un corto período de tiempo.

Observaciones

El color verdoso que adquiere el alcohol macerado con los ajos es completamente normal debido a ciertos principios activos que contiene el ajo. Una vez que el preparado esté listo hay que guardarlo en el refrigerador. En caso de realizar un viaje puede llevarse en un recipiente de cristal con cuentagotas para no interrumpir el tratamiento.

Durante los primeros días pueden producirse manifestaciones y reacciones como erupciones cutáneas, mareos o dolor de estómago. Muchas de estas causas son debidas a la acción desintoxicante del ajo en nuestro organismo.

Beneficios de la cura tibetana del ajo

Fortalece el sistema inmunológico mejorando así la resistencia a las infecciones

Ayuda a disminuir la cantidad de colesterol malo (LDL), mientras que aumenta el colesterol bueno

Disminuye los triglicéridos en la sangre

Ayuda a evitar la formación de trombosis

Se deshace de la hipertensión

Mejora la función de los riñones y ayuda a combatir la retención de líquidos

Ayuda a mejorar la circulación

Fortalece el sistema inmunológico y ayuda a fortalecer las defensas

Según el manuscrito tibetano, sus beneficios son los siguientes:

Limpia el organismo de las grasas y lo libera de los cálculos depositados.

Mejora el metabolismo y disminuye el peso del cuerpo llevándolo al peso normal.

Deshace los coágulos de sangre y vuelve más elásticos todos los vasos sanguíneos curando también la arteriosclerosis.

Cura la isquemia, la sinusitis, la hipertensión y las enfermedades broncopulmonares.

Cura el diafragma y el miocardio enfermo.

Hace desaparecer los dolores de cabeza.

Cura la trombosis del cerebro, la artritis y la artrosis.

Cura el reumatismo, la gastritis, las úlceras de estómago y las hemorroides.

Absorbe todo tipo de tumores internos y externos.

Cura los disturbios de la vista y oído

En general todo el organismo se recupera

Posibles inconvenientes de la cura tibetana del ajo

Las personas con un estómago muy débil o fácilmente irritable deberán observar cómo les sienta el remedio.

No deben tomarlo personas con úlceras intestinales.

En general, todas las personas que tomen alguna medicación (sobre todo si es “para no tener la sangre espesa” o sea anticoagulantes) deben preguntar primero al médico o especialista.

La cura tibetana del ajo es una receta antigua medicinal creada por los monjes budistas del Tíbet con el fin de aprovechar las ventajas de las características de gran alcance de ajo.

Esto no sólo es la terapia de purificación eficaz para el tratamiento de enfermedades y perder peso de forma saludable, pero también es simple y barato, cualquiera puede hacerlo.

Mucha gente sabe acerca de los beneficios de comer ajo crudo al día, ya que es uno de los alimentos más medicinales que existen. Esta cura le dará otra forma de disfrutar de los beneficios del ajo en un corto período de tiempo.

A continuación, la fórmula para prepararla y beberla.

CURA TIBETANA DEL AJO

INGREDIENTES:

12.5 ozs. (350 g) ajos crudos, pelados y triturados

1/4 litro aguardiente o alcohol de 70º para uso interno

PREPARACIÓN:

Ponga los ajos triturados junto al aguardiente o alcohol dentro de un recipiente de cristal. Cierre el recipiente bien fuerte y lo póngalo en el refrigerador durante 10 días. Pasado este tiempo, filtre la solución con un colador de gasa o tela fina. Coloque este líquido en otro recipiente limpio y póngalo en el refrigerador durante 2 días. Tras los 2 días ya está listo para beber.

Modo de empleo y dosificación de la cura tibetana del ajo. Lo tomaremos en gotitas, con un poco de agua o leche, antes de las tres comidas principales siguiendo las siguientes pautas:

▪ Primer día: 1 gotas antes del desayuno, 2 gotas antes del almuerzo, 3 gotas antes de la cena.

▪ Segundo día: 4 gotas antes del desayuno, 5 gotas antes del almuerzo, 6 gotas antes de la cena.

▪ Tercer día: 7 gotas antes del desayuno, 8 gotas antes del almuerzo, 9 gotas antes de la cena.

▪ Cuarto día: 10 gotas antes del desayuno, 11 gotas antes del almuerzo, 12 gotas antes de la cena.

▪ Quinto día: 13 gotas antes del desayuno, 14 gotas antes del almuerzo, 15 gotas antes de la cena.

▪ Sexto día: 16 gotas antes del desayuno, 17 gotas antes del almuerzo, 18 gotas antes de la cena.

▪ Séptimo día: 17 gotas antes del desayuno, 16 gotas antes del almuerzo, 15 gotas antes de la cena.

▪ Octavo día: 14 gotas antes del desayuno, 13 gotas antes del almuerzo, 12 gotas antes de la cena.

▪ Noveno día: 11 gotas antes del desayuno, 10 gotas antes del almuerzo, 9 gotas antes de la cena.

▪ Décimo día: 8 gotas antes del desayuno, 7 gotas antes del almuerzo, 6 gotas antes de la cena.

▪ Décimo primer día: 5 gotas antes del desayuno, 4 gotas antes del almuerzo, 3 gotas antes de la cena.

▪ Décimo segundo día: 2 gotas antes del desayuno, 1 gota antes del almuerzo, 25 gotas antes de la cena.

A partir de este día, beba 25 gotas tres veces al día hasta terminar el frasco. Según la tradición, no puede repetirse el tratamiento antes de 5 años.

Si te ha gustado esta información, compártelo con los amigos en tus redes.