Published On: Wed, Jan 31st, 2018

¿Cómo nacen los traumas de la infancia? Los primeros 10 años de nuestra infancia van a condicionar el resto de nuestra vida

Todas las personas desarrollamos algún tipo de trauma en nuestra niñez, pueden ser miedos incontrolables o acciones inesperadas, pero el más común de ellos es el trauma emocional. Tenemos en alguna parte de nuestro subconsciente muchas experiencias negativas que influyen en nuestra edad adulta y determinan parte de nuestro carácter. Además si los ciclos no se cierran correctamente, sobre todo en la etapa de los primeros 10 años, pueden afectar negativamente las relaciones que estén por venir una vez siendo adultos.

Los niños son personas muy susceptibles y sus padres y familiares debemos tener cuidado con las palabras que empleamos con ellos. Las comparaciones, por más inofensivas que sean, puede llegar a marcar a nuestros pequeños de una manera negativa y los comentarios despectivos o etiquetas son un gran factor detonante en sus emociones.

 

Los primeros 10 años son importantes para la salud emocional de los niños

Los científicos han demostrado que los primeros 10 años de vida de los niños son importantes, pues es en esa época donde se termina de formar su carácter y personalidad. Usualmente cuando estos niños tienen hermanos mayores o menores tienden a recibir críticas de sus padres, duras comparaciones y regaños por sus acciones. El problema no es que se le llame la atención por algo en lo que haya fallado, sino en saber hacerlo sin llegar a herirlo.

De igual manera, las actitudes que tomen los padres frente a su hijo puede afectar considerablemente su estado psicológico. Si un niño crece en un ambiente lleno de peleas en el cual todos se reprochan y se comparan unos con otros, hay que tener certeza que en la mente del pequeño se desarrollará un trauma, e incluso es muy posible que repita esas acciones como un patrón, pues si en su antiguo hogar el veía eso, le parecerá algo normal.

Acciones para evitar y erradicar los traumas de la infancia

Los padres y familiares de los niños tienen que prestarles mucha atención, brindarles amor y evitar palabras despectivas o malos tratos, pues aunque parezca tonto, una pequeña oración puede originar complejos y baja autoestima en las personas. Ahora bien, para los adultos que tengan problemas afectivos relacionados a los traumas de su niñez, es importante que lleven a cabo los siguientes pasos:

Habla contigo mismo

No tomes este consejo como si estuvieras loco, simplemente necesitas conectarte con tu YO interior. Párate frente a un espejo y hablate, di lo valioso que eres, la maravillosa persona que ha crecido y que aún necesita seguir creciendo.

Vuelve al origen de todo

Ve a un lugar tranquilo, coloca música relajante o la que más te guste, cierra tus ojos yremóntate a la época de tu niñez, aquella en la que en algún momento fuiste feliz. Recuerda las paredes de tu habitación, la ubicación de tus cosas y olvida todo lo malo.

En un principio recordar esas experiencias puede llegar a ser doloroso, pero es mejor enfrentar las situaciones que almacenarlas en nuestros recuerdos y que calen todo nuestro ser.

¡Brinda una mano amiga, comparte en tus redes sociales!